martes, 24 de junio de 2008

AMANTES DE LA LECTURA

Este blog inicio con la idea de discutir e implementar análisis hacia algunas obras y libros. Con el tiempo, debido a exigencias académicas, fue tomando otro rumbo no menos provechozo. Sin embargo y ante la idea de ganar puntos extras no esta malo retomar su esencia y acontinuación les presento reseña de una novela de Douglas Coupland.
GENERACIÓN X

Tal vez la novedad del título "Generación X" está casi agotada, pero la vigencia y el valor de la realidad que comprende aún es mucha, sobre todo para entender mejor la idiosincrasia de muchos jóvenes agrupados indiscriminadamente bajo este término. Qué mejor que la novela de Douglas Coupland, quien fue el primero en proponerlo en un artículo previo.

En un pequeño universo de tres personajes el autor trata de desarrollar el sentimiento generacional de una época difícil de definir en pocas palabras (por la dispersión y ambigüedad de las ideas que los motivan). A manera de diario, Andy relata la vida junto a sus amigos Dag y Claire en Palm Springs, donde han decidido vivir muy por debajo de las expectativas y aspiraciones de la clase media.

Ellos han dejado atrás buenos empleos para aislarse de la vida común de norteamericanos en plena edad productiva y son concientemente subempleados, sólo por el deseo de una vida alternativa e independiente.

En los personajes hay “algo” de desconsuelo por vivir en un momento donde hay poco en que creer todavía, parecen aplastados por una historia que los marca y en la cual no pueden incidir.

A pesar del desengaño albergan esperanzas de disfrutar realmente la vida y hacerla digna de contarse, con actitud de desenfado buscan en formas alternativas, incluso ingenuas, como vivir individualmente.

La mayoría de los sentimientos son muy en respuesta a la condición posmoderna.

La novela se desarrolla no sólo como una llana descripción antropológica, tiene emoción y belleza en la forma literaria y en el sentimiento de los protagonistas.

La visión de mundo de los personajes es un poco pesimista pero asumida de manera artística. Coupland ocupa recursos extraliterarios como notas y dibujos al margen, algunos son audaces reduccionismos con mucho sentido del humor. Otra virtud del libro es no volver caricaturas a quienes describe.

El autor demuestra que se puede hacer literatura del reciclaje de la cultura pop. A diferencia de mucha literatura de supermercado estadounidense "Generación X" es de mucho contenido, nada ingenuo y una buena interpretación de la época.

No hay que dejarse engañar por la aparente superficialidad del tema, e incluso del estilo, porque aborda muy buen espíritu de una generación y del ser humano general. Y como dice Oscar Wilde "solo los superficiales no comprenden la filosofía de lo superficial".